Incierto Futuro para la obra de Julio Basanta

En Aragón somos expertos en destrozar el patrimonio artístico. Sobre todo el contemporáneo. Pabellón Puente de Zaha Hadid… y ahora esto.

¿Alguien se imagina la Basílica del Pilar en ruinas?
¿Alguien se imagina la Lonja en ruinas?

Esto no es un problema de sólo la clase política, que en el caso aragonés es totalmente inepta y falta de empatía cultural, sino también de aquellos gestores culturales y artísticos privados que también dejan en abandono sus propias obras mientras te enseñan a “Emprender” y tienen eslogan como “El Banco del Vamos”. ¿A dónde? me pregunto yo. Vamos al desastre cultural y patrimonial. Ahí es donde nos quieren llevar.

Estuve hace poco más de un año en esta casa y conocí a Julio, un tipo peculiar. Descansa en paz. Realmente es un arte un tanto difícil de apreciar pero cuando te vas acercando a la casa te vas quedando de piedra. No te imaginas que pueda existir algo así por la zona. Sería una pena que se abandonase, más aún con las historias que tiene detrás.