Zaragoza ¿sin Futuro?

Hace unas semanas, el jueves 9 de mayo, ocurrió algo inaudito en estos lares. Se preguntó a los candidatos a la Alcaldía de Zaragoza sobre su visión de futuro para la ciudad.

¿Qué visión tienes para Zaragoza en 30 años?

Y hubo un gran consenso entre el público. Un público entre el que estaban representantes de la CEOE, de la Cámara de Comercio, de pequeña, mediana y gran empresa aragonesa y de emprendedores y centros de emprendimiento, entre otros. Un consenso triste: No hay visión de Zaragoza. No hay visión de futuro.

En algún momento se llegó a decir que es imposible predecir el futuro, que esto era un juego… y yo les digo, señores posibles alcaldes, lo que es un juego es “ir a matacaballo”. Un juego es gastarse el dinero de los ciudadanos sin una dirección, esperando que ayude en algo, sin objetivos y sin medir impacto.

Zaragoza se merece líderes que se informen de lo que hacen otras regiones del mundo (¡o al menos de España!) para copiar lo que hacen bien y mejorarlo. Solo hay que mirar a nuestra vecina Navarra, que con su plan Navarra S3 - Estrategia de desarrollo (por favor, buscad en Google “Navarra S3” y mirad el primer link que aparece para ver la gran diferencia de enfoque y lo que nos falta en Aragón) marca un camino claro a través del que evolucionar de forma coordinada. Una estrategia que, por supuesto, tiene objetivos claros cada 5 años hasta el 2030 en materia de calidad de vida, sostenibilidad y, ¡oh! ¡sorpresa! prosperidad… término difícil de escuchar por estos lares, donde parece que da miedo y donde el dinero debe salir de algún árbol.

Construyamos juntos “nuestra” visión

Una visión a largo plazo se construye en consenso, entre las diferentes fuerzas políticas, pero también contando con los diferentes agentes sociales y civiles. Se construye teniendo en cuenta todas las variables, no solo la económica, y no solo la social (resulta que la una sin la otra no son sostenibles). Se construye hablando de industrias, posicionamiento y competitividad, ecosistema colaborativo, marca Zaragoza, marca Aragón. Se consigue hablando de prosperidad y hablando de distribución de riqueza. Se construye poniendo objetivos ¡y midiendo! con auditorías. Se consigue pensando menos en uno mismo.

Se consigue siendo generoso.

Solo el hecho de que estemos hablando de qué Zaragoza queremos en 30 años es positivo. No dejemos de preguntárnoslo. No dejemos de preguntárselo. Este enfoque sólo tendrá valor si nosotros, los ciudadanos, los medios, la sociedad civil, lo exigimos. Exige futuro.

Zaragoza ¡con futuro!

2 me gusta

Son tan importantes estos días después de las elecciones, porque si no lo hacen ahora en estas primeras semanas ya van a ejecutar su mandato como siempre lo han hecho, pensando en sus 4 años y en sí mismos…

Tengo mi opinión de que si perfiles independientes o entidades independientes no empujan y motivan esas reuniones, nunca se harán.

1 me gusta

Total!
Tenemos que hacer fuerza por que los políticos lo vean importante… eso sí que depende de nosotros.

1 me gusta